Testimonios




     Sandra Irene Carmona, de palermo.


   La crema Belén fue un gran descubrimiento en mi vida,  ya que no sólo me liberó por completo de la rosácea que sufrí más de 11 años, sino que  además me cuida mi piel de la tendencia a hacer pecas y manchas por la sola exposición al sol,
Además  me liberó de  varias  quemaduras por exceso de sol  ya que del colorado paso al tostado logrando como si fuera poco un  tostado duradero.
Mi piel tan blanca, fina y sensible está absolutamente cuidada con Belén, ningún producto del mercado me ofreció tantos atributos en un mismo envase.


      
  María Elena Castiñeyras, de capital .

    He comprobado que el uso frecuente, es decir, varias veces al día, de la crema BELEN ha mejorado notablemente el aspecto y calidad de la piel de mi rostro y cuello, y además ha quitado de mi escote unas horrendas marcas, como surcos profundos, ocasionados por la exposición solar.  Había comenzado a usarla regularmente el año pasado y un compañero de estudios me preguntó "si me había hecho algo en la cara".  Lo único que había hecho fue usar la crema Belén y esto me alentó a usarla con más frecuencia aún, por eso actualmente, me la pongo en rostro, cuello y escote la mayor cantidad de veces posible.  U n cambio sustancial en la calidad de mi piel, que a los 62 años, y sin cirugías ni tratamientos estéticos, se ve luminosa y mucho más joven





Griselda Di Gallo, prov. de San Luis.

 Hola, mi experiencia con Belén, fue con una quemadura de mi brazo con un tambor, se salió la piel y era insoportable el roce, en poco tiempo de uso Belén cicatrizó y  dejó de arder en el comienzo de las aplicaciones. También  cerró los poros en mi cara y atenuó mis arrugas. Deja mi piel luminosa, hidratada y nutrida, es MÁGICA !!!


 Paula Macario, Capital Federal
Amo la crema Belén! La uso todos los días en la cara y me encanta. Me da elasticidad y luminosidad y no me deja la piel grasosa. No tengo grandes problemas en la piel pero hace poco tuve la oportunidad de estar varios días en la playa, mucha exposición al sol, y si bien usé protección solar, un día me quemé bastante la espalda. Usé la crema Belén a la noche y al otro día amanecí mejor, sin ardor y la piel no estaba tan roja. Lo repetí la siguiente noche y mejoró notablemente. La usé varias veces en la zona quemada. Lo mejor es que no me pelé ni se me cayó la piel. La recomiendo en general pero sobre todo los días de mucha exposición al sol y para pieles sensibles. Para mí es un alivio saber que la crema Belén alivia y sana. A personas que quiero mucho les regalé la crema y han quedado encantadas también. Muchas gracias! Cariños


Marimé Oltensdorfs, de San Nicolás
La uso a diario en mi rostro, me deja la piel increíble y fresca durante todo el día. La uso por la mañana luego de lavarme la cara y por la noche antes de          acostarme a descansar.

Graciela Testa, de Mar del Plata
Uso la crema (principio de año), las manchas oscuras que tenía en los pómulos casi han desaparecido, al igual que una mancha rosada arriba del esternón. Diría que es milagrosa, pero sé que han trabajado mucho para elaborar esta crema, por lo que vale la pena resaltar el gran trabajo de investigación desarrollado en este producto tan bueno, y con un precio de mercado muy accesible, sobre todo teniendo en cuenta su GRAN CALIDAD !!!. Un producto argentino que realmente merece ser exportado!
  
                  Stella Maris López, de Luján

    Esta crema , que su fórmula es única en el mercado, realmente tiene propiedades sorprendentes!! restaura lesiones de la piel, por heridas, picaduras, alergias sobre parpados....y devuelve la hidratación y nutrición de la piel de una forma muy natural, sin sentir que tenes un producto sobre tu piel. 
    Angélica Núñez, de Buenos Aires.


Uso la crema Belén diariamente, es extrordinaria!También da excelentes resultados en los pacientes que se someten a aplicaciones de Radioterapia, previniendo la Radio-dermitis y para quimioterapia, curando grietas y resecamiento a causa del tratamiento al que son sometidos.


    Sol Dema, de Sierra de los Padres 
Aprovecho este espacio, para agradecer a quienes hacen posible la existencia de productos tan esenciales para la salud y el bienestar. Yo reconozco en la crema Belén es un importante aporte a todas las dolencias y molestias que algunos padecemos en el órgano más grande de nuestro cuerpo: LA PIEL. Desde mi experiencia con muchos tratamientos y enfoques médicos, hoy estoy en condiciones de recomendar este producto NATURAL de calidad internacional, que supera ampliamente dos cosas: cualquier oferta del mercado y las expectativas de aquellos que la han probado.


         Ezequiel kramarovsky, de Palermo

Me descuidé un día al sol en una caminata de 3 horas y cuando llegué a mi casa me dí cuenta que me ardía la cara, la tenía de color rojo. Al pasar las horas empeoraba la situación. El  médico  me dijo que tenía quemadura de segundo grado. Mi vieja me recomendó que me pusiera Belén a cada rato, ni bien se absorbía  la crema para evitar ampollas. Me puse  varias veces y a las pocas horas mi piel estaba fuera de peligro. Al día siguiente ya se veía  tostada pero continué poniéndomela para evitar que se me caiga o el sol me dañe. Mi experiencia con Belén fue increíble.


     Eduardo Requejo, de Guernica


RESPECTO DE LA CREMA "BELEN", PUEDO TESTIMONIAR CON SU USO:
- UN ALTO PODER CICATRIZANTE Y REGENERADOR DEl TEJIDO DAÑADO Y
- UN ALTO PODER ANTIINFLAMATORIO, LO HE EXPERIMENTADO EN MI LABIO OPERADO
, COLOCANDOLA SOBRE EL EXTERIOR DE LA BOCA,  LA COSTURA INTERNA SE DESINFLAMA Y REABSORBE EN FORMA INCREIBLE. DA LA ELASTICIDAD QUE NECESITA LA PIEL EN LA BOCA QUE HA QUEDADO TENSA.
- COLOCANDOLA EN LAS MANOS DONDE HAY LUNARES PROPIOS DE LA EDAD, VAN DESAPARECIENDO LENTAMENTE.
ESTO ES LO MÁS SOBRESALIENTE QUE HE OBSERVADO.







Marta Muro, de General Juan Madariaga

La crema Belén  no sólo mejoró la textura de mi cara y  blanqueó  mi piel sino también disminuyó ampliamente la rosácea, (a pesar del momento difícil que estoy pasando con mi madre). 
Actualmente la estoy aplicando en mi cuello para ver si permite mejorar la flacidez.


Alejandro Polonsky de Palermo


Quería contarles que hace aproximadamente siete años después de tomar una cama solar facial me salió una mancha en la mejilla izquierda. A medida que pasaba el tiempo esta mancha iba aumentando y no había forma de detenerla y menos aún de eliminarla. 
Probé con diferentes cremas y no conseguía ningún avance. Hace un año probé la crema Belén. Leí sus componentes y mi mujer me dijo que era del Dr. Alejandro Cabrera, con quien me atiendo hace más de doce años. Pues bien, con la intención de protegerme del exceso de sol me la puse durante tres o cuatro días seguidos y una noche me acuerdo de la mancha en mi mejilla y pude observar que la misma estaba LISA Y REDUCIDA!!! La seguí usando y si bien el proceso es lento cada cuatro o cinco  días puedo observar que la mancha pierde su color y se va reduciendo. 
 Gracias Doctor Alejandro Cabrera!!!

     

  Ana Laura Miranda, de San Miguel



Hago reacciones muy intensas con prurito, por exponerme al sol, sin llegar a quemarme ya que lo evito siempre. Pero en verano suele pasarme en los brazos, con frecuencia, ya que quedan expuestos. Es muy buena me liberó de la picazón en forma inmediata. Recomendable sin duda.

   Ricardo F. J. Hardoy  de Bella Vista.


Después de más de 40 años de haber consultado a varios dermatólogos por mi problema de psoriasis y de someterme a distintos tratamientos, se me ocurrió consultar a un médico homeópata ayurveda. Animado por los buenos resultados que un gran amigo mío había obtenido consultando al Dr. Cabrera, me decidí a verlo. En aproximadamente un mes con inocentísimos globulitos mediante, desapareció casi todo rastro de eczemas de mis codos, rodillas y nudillos. Posteriormente le consulté sobre otras dolencias y con una combinación de medicinas homeopáticas, alopáticas y naturistas fue mejorando notablemente mi estado general de salud. En una de las consultas que le hice al Dr. Cabrera me entero de que estaba haciendo una crema para la piel. Inmediatamente me ofrecí para probarla. Cuestión que, sin la menor vacilación, empecé a utilizar su crema "Belén". ¿Se me irritaba el brazo izquierdo por llevarlo expuesto al sol fuera de la ventanilla mientras manejaba? Belén. ¿Me quemaba en la cocina? Belén. ¿Me quedaba el cuello irritado después de afeitarme? Belén, Belén, Belén. Una maravilla. Aprendí que una atención médica experta y una total confianza por parte del paciente, es la combinación perfecta para mejorar la salud.



  Sebastián Piteo de Capital.


Quiero dar mi agradecimiento al Doctor Cabrera por recomendarme el uso de la crema Belén. Debo contarles que sufría de permanentes erupciones sobre el cuero cabelludo. Las últimas las he tenido durante más de un año y he probado todo tipo de planta, hierbas y medicaciones típicamente recetadas. La verdad es que no pasó nada. Cuando asistí a tratarme con el Dr. Cabrera me recomendó el uso de la crema Belén, emulsión que por cierto no conocía. Lo que puedo decir es que con el uso de esta crema estoy notando que mi problema en la piel está retrocediendo y bastante. Hace días que estoy con ella y ya noto resultados que realmente me son positivos.
Gracias Dr. Cabrera. 



    Eva María Schneider, de Belgrano.

Lo que puedo decir sin exagerar es que me da muy buen resultado en dos aspectos: uno, como crema nutritiva porque es liviana pero de efecto persistente. Y otro para combatir verrugas en el rostro y en el cuero cabelludo. Las verrugas que se me habían formado sobre unos lunares y que estaban cada vez más abultadas, se cayeron, dejando la piel con el lunar como antes.

 

Viviana Beck de, Buenos Aires
 

Quiero contar que desde que estoy usando la crema Belén se me está yendo la rosácea que tengo en la cara, también se me fue la seborrea que tenía alrededor de la nariz, las cejas y el entrecejo, la estoy usando en las piernas que tenía resecas por el hipotiroidismo y de a poco se están normalizando esas grietas causadas por la sequedad extrema.
Realmente esta crema es excelente!!! 

   
                  

     
Olga Cristina Suárez, de Capital. 
Me gustaría dejar mi experiencia con respecto al uso de una crema mágica.
Hace cuatro años me operaron de cáncer de tiroides ocasionando, por la falta de la glándula, gran sequedad de piel. Desde entonces y hasta ahora con el uso de la crema mejoré mi piel y no volví a sentir más tal sequedad.
Espero que mi testimonio sirva para aquellas personas que no conocen la crema Belén. Créanme, los resultados son fabulosos.


       
Lucio Pederiva, de Ituzaingó.


Hace 15 años que trabajo con la cerámica y a principios del invierno de 2010 mis manos comenzaron a resecarse más de lo habitual, generando grietas sangrantes muy dolorosas. Supuse que estaba directamente relacionado con el contacto frío de las arcillas, así que comencé a utilizar cremas que no mejoraron significativamente mi estado. Pasado el invierno la situación empeoró, por lo que tuve que recurrir a cremas mucho más costosas, recetas de la abuela y hasta tratamientos con corticoides que sólo mejoraron parcialmente el problema. Ya resignado, al día siguiente del lanzamiento de la crema Belén compré una y comencé el tratamiento. Asombrosamente las grietas pronto dejaron de formarse y la piel comenzó a recuperar su estado normal y en semanas el problema desapareció por completo. Muchas gracias Doctor!!! 
 


     Carolina Victoria Corral, de Mar del Plata.

Estimado Dr. Cabrera: quiero manifestarle mi eterno agradecimiento,ya que su tratamiento y crema lograron hasta el dia de la fecha frenar un MELANOMA (cancer de piel) de tipo lentigo ,que comence a padecer en el año 1999, en la nariz.Por lo que me realizaron 8 operaciones (las 2 ultimas con un intervalo de 6 meses).Despues de comenzar su tratamiento tengo la dicha de no haber vuelto a pasar por ese proceso traumatico.Solo me resta decirle GRACIAS, MIL GRACIAS en mi nombre y el de toda mi familia.

  
Ana Ester Vezzulla, de Quilmes.

Hace 5 años me operaron de cáncer de mama y a continuación debì realizar radioterapia.
Desde varios años antes, era paciente del Dr. Alejandro Cabrera, una de las indicaciones que me dió para sobrellevar el post operatorio y luego el tratamiento de rayos fue la aplicación de la crema que hoy se llama "Belén".
Su uso me resultó muy agradable y balsámico, especialmente después de cada sesión de rayos. La utilicé durante todo el tiempo y mi piel (que es muy blanca) nunca se lastimó y tampoco cambió de color (me habían advertido que se iba a oscurecer en la zona irradiada).
Por lo tanto, mi experiencia con el uso de esta crema resultó altamente positiva y recomendable.


                                                                            
                                                                



Antecedendes y Experiencias

 Muchos pacientes han utilizado esta crema en todos estos años desde el comienzo de mis investigaciones y prescripciones. La gran mayoría  que obtuvieron los beneficios ya no están, porque su tratamiento fue específico y corto, otros  siguen siendo mis pacientes en otras áreas de tratamiento.


Este también es un llamado a todos ellos para que puedan dar su testimonio y sirvan como evidencia para otras personas. 
Realicé todas las pruebas de laboratorio y testeo dermatológico  que fueran posibles para asegurarme poder brindar lo mejor y se obtuvieron resultados óptimos, por este motivo puede aplicarse en todo el cuerpo, incluyendo el rostro.  Esta  es la crema  que he venido ofreciendo a mis pacientes, ahora estará disponible  para todos.

El primer paciente al  que le receté esta crema tenía cáncer de esófago, iba a recibir radioterapia  y le dije: hágase preparar esta receta, es una crema, puede ser que le dé alivio en su tratamiento. Cuando volvió casi 2 meses después, con asombro y gratitud me dijo: doctor no se me quemó el pecho con lo  que Ud. me dio, pero en la espalda no me puse nada y ahí si se me quemó. 
Yo pensaba que este preparado podía servir para las quemaduras leves, pero esta fue la primera observación clínica que hice con respecto a inflamaciones y quemaduras por rayos. 
Desde ese entonces he recetado esta crema para prevención de quemaduras e inflamaciones por la radioterapia. 
También la he  indicado para exposición al sol  a pacientes con pieles sensibles y con algún problema dermatológico producido especialmente por los rayos solares, como manchas y gente operada de nevos ó epiteliomas, usada en combinación con los preparados de  pantalla solar convencional.
 Otras bondades observadas por esta crema fueron: la decoloración de manchas de la piel en personas jóvenes y en mayores, producidas por el sol. Varios de mis pacientes fueron descubriendo diferentes utilidades, como para las quemaduras producidas en la cocina, por café, agua caliente, etc.

A pacientes que he atendido gratuitamente como asesor  de la O.N.G., “Valoricemos la Vida”, (Primera  Asociación Marplatense para mujeres operadas de cáncer genito-mamario), he tenido la oportunidad en numerosos casos, de aliviar la dermatitis que se produce por la inflamación de la piel de la  mama por la radioterapia. En muchos otros casos donde la quemadura ya se había producido, la recuperación de la piel fue mucho más rápida que con otros tratamientos convencionales.


Pacientes con rosácea fueron beneficiados con el uso frecuente de esta crema y en algunos casos de psoriasis, aunque no es un tratamiento de fondo, hubo alivio de la sintomatología en cuanto al resecamiento y el prurito.      

                                                              Dr. Alejandro  J. Cabrera
                                                                    MN:74.944